Retales mentales

Síntomas de no pensar


Fuente imagen
Igual me queréis linchar después de leer esto, es un tema controvertido y ahora mismo en boca de todos. Un tema que aún no he visto lo suficientemente bien explicado en ningún medio de comunicación y que deberíamos conocer cómo es antes de juzgar. Me refiero a la sentencia de Estrasburgo sobre la Doctrina Parot, un tema del que hablo desde el más profundo respeto, y con la crítica más absoluta a la vez, con el que, sin embargo, estoy totalmente de acuerdo.

Antes de argumentar mi posición, tenemos que irnos al momento en el que esta doctrina se aprobó. En 2006 se aprobó esta jurisprudencia, que consistía en lo siguiente, hablando de forma sencilla y explicando los puntos importantes:

  • Todas las condenas se pueden reducir hasta un 25% (quizá algo menos, no estoy segura de que sea la cifra exacta, pero pongámoslo como ejemplo) por diferentes vías; estudiando una carrera, buena conducta... en fin, lo de las pelis. Este 25% se reduce de la condena máxima REAL, osease, en ese momento 30 años, con lo que podrían quedarse en 23 años y medio (ahora el máximo son 20 años y con la reducción se llegaría hasta 15).
  • Por tanto, si te condenan a 400 años, solo podríamos cumplir esos 20 actualmente, y con los requisitos necesarios, salir a los 15.
¿Qué quisieron hacer con la Doctrina Parot?
  • A raíz de la gravedad de los crímenes, se decidió que este 25% de reducción se aplicaría sobre el total de la condena HIPOTÉTICA e incumplible ¿Quién va a vivir 400 años? De este modo, aunque tuvieran que salir, porque el código penal así lo establece, a los 30 años, no podrían salir a los 23 y medio, pues la condena reducida se quedaría en 300.
Hasta aquí lo entendemos, y seguramente a muchos nos parezca bien no dejar salir a los terroristas sin cumplir la condena máxima (entre los que me incluyo), sin embargo, lo que no nos cuentan, es que esto no podía aplicarse, no es que fuera ilegal, es que es anticonstitucional. ¿Por qué?
Artículo 9.3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.
Este artículo viene a decir que si cometemos un delito, y desde el momento en el que cometemos el delito hasta que se llega a juicio, la norma (ley, decreto, código penal...) cambia y la condena es peor a la de la anterior, SE NOS DEBE JUZGAR POR LA NORMA VIGENTE CUANDO COMETIMOS ESE DELITO (¡y después del juicio tampoco se puede cambiar la condena!).
¿Por qué es así? Es muy sencillo: Cuando haces algo, sabes a lo que te expones y tú juzgas si quieres o no enfrentarte al castigo, de lo contrario, las normas cambiarían arbitrariamente y no existiría ningún tipo de seguridad jurídica (también mencionada en el artículo 9.3).

Lo que ocurrió entones es que todos los poderes se pusieron de acuerdo en que los terroristas debían pasar el máximo tiempo posible en prisión, y no pensaron que si hacían las cosas mal, las consecuencias serían lo que está pasando ahora mismo. En lugar de tomarse algo más de tiempo y proponer un cambio en algún artículo de orden especial de la constitución para juzgar más duramente este tipo de crímenes (que en mi opinión seguramente se hubiera aprobado sin problema) decidieron saltarse los mecanismos legales a la torera y tirar por el camino fácil sin pensar en las consecuencias. ¿De qué nos sirve tener una constitución si no seguimos sus reglas?

No deberíamos quejarnos porque los terroristas estén saliendo de la cárcel, deberíamos quejarnos porque DEBEN salir de la cárcel, porque nuestros representantes no han sabido hacer las cosas correctamente,o si no, los que estaríamos delinquiendo seríamos todos los ciudadanos.
Por supuesto que entiendo el dolor de las víctimas, por supuesto que es una decisión que no me gusta. Pero las protestas no tienen que ser contra Estrasburgo, sino contra quienes han hecho mal las cosas. Y eso es algo que todavía no he escuchado ni visto en ningún medio, y si lo conozco es porque en la facultad los profesores, profesionales de la comunicación, han querido explicarnos la situación como es. Si les permitimos saltarse la constitución y nos quejamos del efecto y no de la causa, somos idiotas.


Irina

4 comentarios:

  1. Solo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo contigo. A mi tampoco me parece bien pero hay que entender que es la aplicación de una norma y que quienes lo están haciendo mal son los políticos, no los jueces. Por no hablar de la burda manipulación de información, y el uso a toda costa del dolor de las víctimas que se está haciendo en los medios de comunicación.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento haber tardado tantísimo en responder, pero queda poco por decir, tienes mucha razón.
      Un besote Gadi!

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, en esta ocasión como en tantas otras, los políticos hacen lo que quieren, además se ha hablado de reformas constitucionales con la aprobación de los ciudadanos, en diversas ocasiones, y de momento no se ha visto nada de eso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pff el tema de las reformas constitucionales es muy complejo, y en ninguno de los dos casos legales se hace con la aprobación de los ciudadanos, en fin, dicen cosas que son imposibles y nos toman por tontos...
      Igual que a Gadi siento muchísimo no haber respondido cuando debía.
      Un beso y gracias por tu comentario =)

      Eliminar